19 de noviembre de 2014

Calendario de Adviento

El frío, el vaho saliendo por nuestra boca, todas esas cosas que nos indican que el invierno está a la vuelta de la esquina. Y con el invierno, los regalos, las casas envueltas de un ambiente festivo, de colores rojos y dorados.

El calor vuelve al interior del hogar, nos preparamos con lujo de detalles para esos días de festín tras festín. Una magia que muchos decimos haber perdido pero en el fondo sigue ahí, la llama que nunca se apaga.



13 de noviembre de 2014

Sorprende a alguien con este Cheesecake


Una idea muy dulce para regalar.

Un mes pasa volando y ya se van acercando esas fechas donde los regalos pasan a un primer plano. No cuesta nada tener un detalle simbólico con las personas que nos rodean. O incluso si tienes un cumpleaños, quieres dar un paso más y salirte de lo tradicional.

En mi caso, hace un tiempo me encontré con la segunda opción, el dulce que os traigo hoy tiene su historia.

Todo empezó en esos días que sales tarde del trabajo y te apetece desconectar, o darte un pequeño capricho, y mucho mejor si ese momento lo compartes con una compañera que luego pasará a convertirse en una gran amiga. Y esas tardes de tiendas y risas, se tornaron nuestra rutina favorita.

El plan es sencillo, una amiga, un centro comercial y ganas de pasarlo bien. Otro requisito indispensable es tener hambre! Y eso se nos daba muuuy bien, así que ahí estábamos nosotras a poco de las 20.00h y con una gula tremenda, así fue como la Tagliatella se convirtió en nuestro lugar predilecto.

Después de remirar la carta, de innovar con todas las pastas, pizzas y salas posibles, llegaba nuestra parte favorita, esa en la que no teníamos ninguna duda sobre qué pedir. El postre, y en concreto el cheescake. Servido en un vaso, con una presentación impecable, y dos cucharas para compartir.

Así que cuando llegó su cumpleaños, lo tenía claro, quería inmortalizar esos pequeños grandes momentos, en un frasco de cristal.

Y qué mejor forma que regalarle ese cheescake que tanto le gustaba, para hacer de su día, el más dulce de todos!


Soy muy fan de la repostería, y cuidar al más minimo detalle la presentación. Me gusta innovar, me gusta hacer experimientos, y lo mejor de todo es la satisfacción por las cosas bien hechas.

Así que improvisé y el resultado fue tan bueno que voy a compartir la receta.

Porque no cuesta nada hacer feliz a alguien.



 I n g r e d i e n t e s 

Una tarrina de queso de untar tipo philadelphia

Yogur greigo (puede ser azúcarado)

Azúcar vainillado

Mermelada de frutos rojos

Galletas tipo digestive

Frasco de cristal con tapa



 P r e p a r a c i ó n 


1. Cogemos la tarrina de queso de untar y le vamos agregando el yogur, hasta conseguir una mezcla homogénea.

2. Le añadimos el azúcar avainillado al gusto, yo cogí el yogur con azúcar moreno que queda menos dulce y da mas contraste.

3. Troceamos las galletas y las colocamos en el fondo del frasco de cristal, o vaso.

4. Mezclamos la mermelada con un poco de agua y la calentamos para que quede un poco más líquida y sea más fácil de trabajar.

5. Ahora lo único que vamos a hacer es agregar capas. Primero una de galletas, luego la mermelada y encima el yogur, y repetimos el proceso hasta llenar el frasco. Para la mezcla de yogur y queso yo utilice una manga pastelera, así se consigue dar un poco de forma.

6. Para darle un toque de presentación y potenciar el sabor podemos colocar una hoja de menta fresca a modo de decoración.

 P r e s e n t a c i ó n 


La idea principal de este cheescake es para regalar. Por lo que si lo metemos en un frasco procurar que tenga tapa. Podemos Decorar la tapa, enroscar un poco de hilo y hacer un lazo. Utilizar ese mismo lazo para añadir una cuchara, así el postre estará listo para ser comido allá donde sea.
Poner alguna etiqueta como si fuese una bote de conserva también es una idea, o con un mensaje para la persona a la que va dedicado.

Este último paso es para dejar sacar el lado creativo, así que todo está permitido!

Aquí mi resultado:


6 de noviembre de 2014

Recuperar el sentido

Quedarse con lo bueno y lo malo, las veces que fallas, que sientes ese pequeño atisbo de soledad rodeando cada partícula de tu ser.

Las cosas buenas que nos pasan, la alegría, las sonrisas, esa vida guay que llevamos tras una lente continua, el afán de enseñar solo una parte y quedarse con la mitad.

Pero a veces también existe la parte mala de las cosas, la visión que todo el mundo quiere esconder, el silencio de lo que no gusta. La vergüenza, lo que no hace falta decir.

Como todos, también tuve uno de esos momento donde no todo está bien, donde parece que eres esa pieza del puzzle que no encaja en ningún sitio.
Donde buscas y no logras encontrar, ese no sequé, ese que se yo. Sin embargo falta, un hueco se instala y decide quedarse ahí, alimentándose de ti, de esas pocas ganas de seguir intentando, de buscar el fracaso, de tocar fondo.

Hace cuatro años escribí algo, algo que vivió mas de la oscuridad que de la luz.
Y que hoy me atrevo a compartir con el mundo.

Me falta el aire, me sobran ganas, me aburre todo y nada me calma.
No entiendo absolutamente nada de lo que ocurre a mí alrededor. No sé nunca de que vala gente que se me acerca. No me fío ni de mi sombra. Dudo a todas horas y pocas cosas son las que me impresionan. Detesto llegar a límites que son capaces de torturarme constantemente la cabeza.
No soporto encontrarme en un mundo del que ya no pertenezco. Vivo lejos, y ni siquiera sé lo que siento. Ahora es blanco, pero tranquilo, que en medio segundo será negro. No me mantengo y siempre me acecha el miedo.
Vivo en lo ajeno y planto mis sueños en un desconocido. No me detengo y siempre pienso, por si al parar muero. No soy silencio, ni ruido, ni aire, ni frío. Siempre a la sombra que el sol me quema. No me entrometo, y sin hacerlo me salpica. Busco diferencia, pero el tiempo me inquieta. Jamás acabo nada de lo que empiezo, me aburro a medio camino, y todo deja de tener sentido. Busco nuevas metas pero pierdo el interés cada dos por tres.
Tropiezo doscientas veces con la misma piedra y siempre vuelvo al mismo lugar, así caer de nuevo. (Esperando no volver a fallar). Me ausento y me distraigo con lo que los demás no son capaces de ver. Si me gritas muerdo, y si no, estaré a la defensiva. Procuro ir más allá, pero tú quédate quieto, que no te dejaré entrar. Tengo ojos que no se sorprenden al mirar, donde antes veían un mundo, ahora solo ven porquería. Ladrillo a ladrillo, levanté un muro, que dudo alguien, pueda derribar. No busco avenidas, pero si callejones estrechos con única salida.
La tristeza se apodera mucho más de lo que quisiera. La soledad no lo mejora, pero nunca se me dio bien pedir ayuda. Y es que me siento rara, que nada me llena y todo pende de un hilo casi invisible, que al tocarlo todo tiembla. Cuando busco comprensión, acabo buscando solución a problemas de los que no soy parte implicada.
Estoy cansada,de ahogarme en mi propia saliva, de silenciarme cuando en realidad quiero gritar. De que la ira me corroa y se haga con el control de mis actos. De que me cueste tanto respirar, que el dolor me oprima el pecho y no saber que lo produce. Que las heridas supuren cuando creí que ya estaban cerradas. Y sobre todo estoy cansada de tratar de salir, cuando en realidad se que tarde o temprano volveré a entrar.
Odio sentirme así, tan fuera de lugar.


Ha llovido mucho desde entonces, se han vencido todas y cada unas de las barreras impuestas por uno mismo. Somos dueños de nuestras desgracias, esas que escogemos creyéndonos los más sabios del planeta, y que en un instante nos golpean fuerte contra el suelo.
La fuerza, la persistencia de querer ir contracorriente de esa visión del mundo donde no quisiéramos estar. El querer ser un poco mejor cada día, el camino, no el destino.
Y mirar hacia atrás, embobada escuchando una voz ahogada de sorbos de realidad, y no reconocerse.

No reconocer a esa chica que habla y dice una verdad que fue pero que ya, no es.

La chica de la sonrisa eterna me mira, sonríe y asiente.


Ahora, sí.

Voy a comerme el mundo a pedazos,
saborear cada instante como si fuese la primera vez.

Sentarme a escuchar el silencio,
y aprender de lo que pasa ante mis ojos
disfrutar de mi verdad más autentica
y exprimir al máximo cada segundo sucedido.

Voy a sonreír, voy a sentir.
A impulsarme con mis propios latidos,
y a dejarme llevar a la deriva,
a donde me lleven mis propios pasos
a disfrutar del sentido de una vida, que gira, gira y gira.

Pero siempre hacia arriba, a lo alto de la cima.

Carteles de motivación



3 de noviembre de 2014

Tutorial photoshop: ¿cómo poner washi tape a tus imágenes?

Este nuevo post es una iniciativa del blog amigo Aquí...con mis cosas, se propuso vincular una serie de blogs diferentes los unos de los otros pero haciendo una referencia a algo en común. En este caso, nuestro protagonista será el washitape.

Os voy a explicar como poner un washitape con photoshop a vuestras imágenes, o collages de fotos para darle un toque más personal y con un poquito de esencia. Lo podréis utilizar tanto para subirlas al blog como para hacer vuestros montajes, para un álbum digital o cualquier idea magnifica que se os ocurra!!

Es un recurso que utilizo, y que me encanta.

Además si aguantáis hasta el final os dejaré un regalito con varios washitape para que pongáis en práctica el tutorial.


Este post está pensado para personas con un conocimiento nulo de photoshop. De hecho es lo primero que aprendí a hacer yo,  os lo voy a explicar paso a paso, con imágenes, explicaciones en las imágenes y anexos.

No os desesperéis, si eres de esas personas que como yo jamás pensó que fuera hacerse amigo de photoshop, os aseguro que después de este tutorial acabará convirtiéndose en vuestro más fiel aliado.

Una forma cómoda para ver el tutorial es seleccionar la primera foto, y cuando os aparezca en grande desplazaros hacia la derecha con las flechas del teclado.

¿Estáis preparados?

¡Vamos!



1 de noviembre de 2014

Wishlist de Noviembre

Estrenamos el mes con una nueva lista de deseos...


1. Curso l'Atelier de la escuela Jackie Rueda. En realidad ya estoy apuntada pero es que tengo tantas ganas de empezar que no podía faltar en esta lista!! 

2. Librería House de Miv Interiores, una estantería fuera de lo común y con un encanto muy particular. Además con un toque de Chalk Paint puede quedar increíble!! 

3. Mr Wonderful ya ha sacado su colección de pijamas para este invierno, además de calcetines, zapatillas. Pero yo me he enamorado perdidamente de esta manta "let's do nothing Today".

4. Cardigan de punto geométrico. Son de ese tipo de prendas que ves una sola vez así de refilón y ya no te lo puedes quitar de la cabeza! De venta en Sheinside

5. Me chiflan los objetos originales, una simple tabla de cortar en forma de nube se ha vuelto  un imprescindible! La podéis encontrar en deleite.

6. Y siguiendo un poco con la linea de diseño anterior, me he topado con esta lampara bombilla. Una lampara, no es una cosa que llame demasiado mi atención, pero esta Bright Sprout Natural ha calado hondo. Además puedes decidir tu mismo los acabados, personalizándola a tu gusto.

7. Los collares, esos que van de aquí para allá, o acaban en algún cajón todos juntos. Pues con este colgador de la tienda a la vuelta de la esquina tus collares tendrán el altar que se merecen.

8. La mecedora eams de decoratualma la descubrí hace poco, un buen diseño, peculiar pero muy elegante. ¿Quién puede resistirse? ¡¡Yo, no!!

9. Y esta taza Nature mug - foxes de Bird on The Wire me la tenía guardada. Ahora que se acerca el frío apetece a media tarde una taza de capuccino bien caliente, y qué mejor forma de servirlo que en esta taza.

10. En boho deco shop, tienen tantas letras de madera que no sabía por cual decantarme, al final he escogido estas de Mr. & Mrs



¿Qué os ha parecido la lista de este mes?


¿Tenéis preparada ya la vuestra?  :)


LinkWithin