30 de marzo de 2012

Digo

Hace tiempo que no me sincero en este blog, o como suelo llamarlo “este rincón de desahogo”,  como hacía en las primeras entradas, me gustaba, y además conseguía poner en orden todas esas cosas que no lograba ubicar.
Últimamente he recurrido a las hojas silenciosas del diario, esas que no cuentan nunca nada, pero, seamos sinceros,  a veces me duele la mano de tanto escribir. Es lo que suele pasar cuando te acostumbras al teclado.

Alguna vez había dicho que iba en busca de algo que no lograba encontrar, de hecho no sabía qué era eso que deseaba encontrar con tanta ansia. Supongo que todo el mundo necesita un atisbo de esperanza para hacer los días más amenos. Llegados a este punto he conseguido muchas cosas, no me ha sido fácil soportar alguna que otra situación, pero como ya dije en otro lugar no me arrepiento de nada de lo hecho anteriormente, pues no estaría ahora mismo donde me encuentro.

A veces me pongo a pensar y a hacer una especie de recorrido por mi vida, desde la infancia hasta ahora, y entonces entiendo porque actúo como actúo y porque soy como parezco ser. Así como si que he tenido mucha suerte en el ámbito profesional y en salir airosa de los problemones avenidos. No he tenido demasiada suerte ni en la familia, ni los amigos. Quizás yo no lo haya puesto nada fácil. Entiendo que es difícil llegar a entender mi comportamiento y mi forma de ser. Pero no creo ser tan mala persona como para merecer algunos de los palos recibidos. Creo ser buena, puede que no actúe en algunas ocasiones de la forma más correcta o más madura. Pero trato de aprender de mis errores.

He puesto un muro frente a mí. Me obligo a no sentir muchas cosas, a evitar todo eso que pueda dañarme de alguna forma. He pasado de un extremo a otro, de perder la cabeza a huir cuando las cosas se ponen incontrolables. He pasado de flotar por mis nubes de flower-power a tener los pies hundidos en un bloque de cemento. Algunas veces pruebo, doy un pequeño salto intento dejarme llevar, confiar y me doy de narices contra el suelo. Duele, retrocedo y vuelta a empezar. En realidad me cansa.

De cara a la galería parezco una persona muy tranquila, como que voy a mi ritmo y ya. Cuando en realidad soy un manojo de nervios. La constante sensación de tener el corazón en un puño. Así no se puede vivir. Me importan muchas más cosas de las que en verdad parece.  Y me duele, me molesta, me inquieta, me entorpece, me recome la conciencia entre-abrir un poquito la pequeña puerta de mi muro y recibir indiferencia.

Y la verdad, ni siquiera sé si merece la pena.





29 de marzo de 2012

A veces me pongo a pensar, y me topo
con un muro inmenso de indiferencia.
De vacío extremo, de ruido sordo.
No hay nada, nada de nada.
Simplementeasídesimple.

26 de marzo de 2012

Hablemos de...

Hablemos del miedo, de ese miedo que yace escondido bajo la cama,
que se aferra en la penumbra de la soledad.

Hablemos de esos momentos de oxigeno,
de la sensación de librarse por unos instantes del agobio repentino.

Hablemos de ausentarnos, de escondernos tras un muro
de hierro oxidado.

Hablemos de la tentación, del impulso que producen 
las miradas fugaces y unos labios a quemarropa.

Hablemos del delirio incontrolado,
de los sueños rotos, perdidos e imposibles.

Hablemos del silencio, quemando el hueco del ser distante

Hablemos de todo, o hablemos de nada.

Hablemos del vacío, de la virtud, del deseo en lo mas profundo de nuestras entrañas.

Hablemos del olor a primavera, del sonido del viento al colarse entre las ramas

Hablemos de salir corriendo, de perderse, de sentirse diferente.

Hablemos del sonido acelerado de mi pulso al cruzarse con tu mirada.

Hablemos de perder el norte, el sur, el este y el oeste.

Hablemos de ti, o hablemos de mi.

Lo que sea, pero hablemos.



25 de marzo de 2012

Lo bueno y lo no tan bueno

Nos empeñamos en mirar siempre hacia el lado que nos hace sentir mejor. Cegados nos creemos que esa es la parte verdadera, y que lo otro ni existe. Nos auto-engañamos, para darnos argumentos necesarios y convencemos a nosotros mismos que si, que nos quedamos con eso, con la parte buena que es la real. Aparcando todo lo demás.

- ¿y lo otro? 
lo otro son solo artimañas del pensamiento para jodernos el estado de éxtasis. 
- ¿de veras? 

El tiempo me ha hecho experta en estudiar el comportamiento ajeno, y en saber que los ojos y la comisura de los labios, a veces, nos delatan más de lo que creemos.

Lo que más me molesta de todo esto, es que no me suelo equivocar, y más de una vez me gustaría estarlo.

Todo tiene su parte buena y su parte no tan buena. 

La pregunta es... ¿Compensa? 


24 de marzo de 2012

A lo mejor, a lo mejor será mejor enloquecer...

Ya no, ya, no...

Ya no me gusta esta ver-sión-de-mí...

Ya no, ya no, ya no...

no sé si quiero seguir sien-do-así.

Me voy a arrugar como un papel... 

para volver a empezar...

de cero a cien; ho-ras sin dormir.

Es el, tiempo que, ne-ce-si-to para rehacer-me...

de cero a cien, veces, he pensado en ti...




19 de marzo de 2012

Lunes, 19 de marzo.

Me encantan los fines de semana como el pasado, cosas simples que molanmiL. Con una de las mejores compañías que se puede tener! Aunque a veces haga comentarios ofensivos sobre rubias... ejem! jaja

¿Qué de quien hablo? de quien va a ser... de Clara, como no. También conocida como la tía curiosa. Que se sorprende cuando digo que vale a todo, que si, que es algo raro que es una cosa que sólo pasa cuando se alinean los planetas... pero pasa. Que cosas simples como ir a tomar té (de caramelo) y un crepe de chocolate con avellana no nutella (importante) entre conversaciones a cada cual más extraña, se convierte en algo guay. Aunque esperemos ansiosas que nos deleiten con algo de música en directo y vemos que ya están desmontando. Que vayamos con la tranquilidad de no saber ni que película vamos a ver, ni a que sesión vamos a ir. Y luego esas cositas que si, que recuerdas y dibujan una sonrisa. Como intentar abrir una bolsa de apetinas sin hacer ruido, (imposible). Estar mirando esas escenas de peli de terror, con los ojos medio tapados medio no, y escuchar que te susurran... vale que yo no vea la peli pero tu si tienes que verla... Gritos, sustos, y muchas risas en esos momentos absurdos que te entra la risa floja. Genial.

Y cenar a la una de la madrugada, lo mejor que se puede cenar; pizza barbacoa con más salsa barbacoa (la auténtica, aunque a ella no le guste porque pica en los labios). Viendo programas absurdos de tipas ricas lloronas que lo tienen todo y quieren más, y acabar medio dormidas en el sofá. Y al día siguiente más!

Más té, crusanitos de chocolate, perder trenes, hacer de taxi, jugar a los sims en el ipad, deprimirse con el trivial, y hacer trampas, muuuuchas tramapas. Ah si, y acabar viendo programas absurdos again and again! :)

Si me tuviera que quedar con algunas frases me quedaría con lo de...

*Con estos zapatos me siento como una mujer con zapatos de tacón. (Dicha por su hermano)

*Yo quiero ser cerdo por eso de los 30 minutos... ( de Clara)


Y ya que estamos voy hacer publicidad por si alguien se anima.


Yo ya tengo el mio! 



Y ya que estamos.... voy a poner el video tan estupendo! 







16 de marzo de 2012

Mi gran y único enemigo, soy yo misma.

14 de marzo de 2012

Cositas que si, cositas que no...

Yo soy de esas personas que piensa que hay cosas que son para uno y otras que no. Las cosas que son para ti, antes o después lo acaba siendo, aunque algunas ni si quiera las queramos, e incluso las evitemos. Te atrapan. Las cosas que no, por más que se fuerce, no lo son, ni lo serán.

Antes me importaban esas cosa que aunque sabes que no son para ti, las quieres, haces lo imposible para que vengan hacia ti, te decepciona saber que por mas que intentas, nada. Y te entristece, incluso a veces ataca la autoestima. Ahora, he llegado a ese punto en el que me da igual. Pienso que si algo tiene que ser para mí, perfecto, porque lo será. Y si no tiene que serlo, perfecto también. Siempre hay un motivo detrás. Esa clase de avisos que pocos entienden, y muchos no quieren ni ver, ni entender.

¿Conformismo? Tal vez. 

Pero tenga que ser o no para mí, no me conformo con cualquier cosa.

Por ejemplo, no me conformo con ser el último pensamiento de nadie. Y si tengo que hacerlo, que sea el último antes de dormir.



Moltbonanit.

12 de marzo de 2012

Baden Baden - Anyone




11 de marzo de 2012

Domingo, 11 de Marzo.

¿Dónde han quedado las palabras con-sin sentido? ¿Hacia dónde habrán ido esas ideas de olla que marcan mi forma de ser-sin-ser?
Se está perdiendo... como cuando a veces estás en una conversación y te pasas cinco minutos mirando hacía ninguna parte, cuando te desvelas te das cuenta que hace rato que no escuchas. Estás en una especie de nirvana, que mola; desconectar cuando parece prácticamente imposible. eeeeeh que te pierdes!

A mi, otra cosa que me gusta es el efecto de la primera copa cuando llevas mucho tiempo sin beber. Sentir como poco a poco te desinhibes. El efecto que produce el alcohol lentamente en el cuerpo, va subiendo a la cabeza, una especie de pequeño mareo que más que molesto, es como subir a una nube. Se instala en tu cabeza y maneja tus pensamientos. Sentir que por un momento te ves capaz de decir y hacer todo aquello que te apetezca. Sin pensar en consecuencias, ni el que dirán y mucho menos en el que pensarán. Te da igual. Y eso debería ser así siempre en realidad, sentirse capaz de cualquier cosa. 
Dentro de unos límites, pero, los límites se los pone uno mismo. 

[...]

Lasemocionessoncaballosdesbocadosquenecesitanserdominados.

Así que... se acabó por hoy. 




9 de marzo de 2012


Está bien ser normal cuando has decidido ser normal.
 Ahora; ¿está bien ser normal cuando soñaste con ser especial?

Soñar no debería ser sólo esperar un futuro más prometedor, a soñar se le debería acompañar con buscar activamente lo que te haga sentir más feliz y mejor.
Las cosas que haces son las que te hacen, así que haz lo que sabes y sabrás lo que vales.

8 de marzo de 2012

Jueves, 8 de Marzo





Esa clase de improvisación que mola tanto,
que hace que al menos en un minuto y algo más
olvides y te metas de lleno en ese mismo estado de ánimo,
cuando todo da igual, cuando sientes que lo que haces
te divierte hasta el punto de convertirse en un vicio.
Pura droga.



7 de marzo de 2012

Esas cosas que cuestan tanto

Dios... como cuesta enfrentarse a algunas cosas. Suelo mirar hacia otro lado esperando que todas esas cosas por hacer se solucionen solas, esperando que el día que decida mirar hacia atrás todos esos fantasmas del pasado ya no estén. Algunas veces funciona, pero hay cosas que no. Ese tipo de cosas que hay que hacer, que o las haces tú o nadie más lo hará por ti, lo vas posponiendo, aquí no hay excusas que valgan, aunque sea de ese tipo de cosas que hacen daño, que remueven esos sentimientos que tan poco quieres tocar. 
Que te ponen triste. 
Afrontar todas esas cosas que vienen y que no puedes evitar. 
El tiempo se agota y el peso de la conciencia me debilita.
Tener el valor suficiente para encararse a todo eso que no quieres ni recordar, ni revivir. 
No hay opción, esta vez no lo hay, no se puede salir huyendo como tantas otras veces, no se puede torcer la cabeza hacia otro lado, tarde o temprano llega ese día en el que hay que mirar de frente y vencer todos esos miedos.

Y lamentablemente, hoy tampoco puedo...

4 de marzo de 2012




Aunque tu no lo hayas hecho,
aunque esta sea la única forma,
aunque estés lejos,
aunque aún te guarde rencor
aunque hayan muchos peros, y demasiado silencio.
Aunque nos pueda más el orgullo que admitir las equivocaciones.
Hoy es tu día; Feliz Cumpleaños. 


                 

LinkWithin