30 de diciembre de 2011

Teorías Ainariales

 Esta mañana me he despertado pensando en todas esas manías que me hacen tan característica y tan fuera de lo común. Esas cosas que si la gente no observa, ni si quiera se da cuenta, pero siguen ahí.

No creo que sea una persona supersticiosa, por lo menos no de la forma típica, tengo un gato negro y cuando veo una escalera suelo pasar por debajo, si, vivo al límite, lo sé. 
Nada de eso, tengo otras cosas que hacen de mí un ser peculiar. En otras entradas ya había comentado algo sobre los números par, y tengo que decir que antes lo llevaba todo al extremo máximo, que incluso se me hacía difícil sobrellevarlo con naturalidad. 

A ver, por donde empezar... a mi me gusta que las cosas estén como están. Y si toco algo, suelo colocarlo del mismo modo que lo he encontrado, simplemente por miedo a que si lo desplazo aunque sea sólo un poco y cambio las cosas, mi cupo de suerte cambia también. En ocasiones me ronda a la cabeza, la teoría de que si "cero" es un estado inicial sin perturbar, y "uno" es el cambio. Dos es la corrección. Y como cero y dos son números par, por una extraña razón atribuyo los números impar a imperfectos. Haciendo así que dos sea la corrección de uno, y del tres el cuatro, y así... cuando era pequeña, me pasaba las horas tocando las cosas mínimo dos veces. Otras veces, estando en clase, si por ejemplo veía que alguien no había borrado bien la pizarra, y quedaba una pizca de tiza visible, hacía lo imposible por levantarme y borrar eso que tanto dañaba a mis ojos, claro está, tocando dos, cuatro, seis veces... y si no lo hacía algo malo sucedería, o cambiaría mi estado de suerte, o cualquier objetivo que tuviera en mente.

Entonces vamos a lo de... "si logro subir el primer rellano de escaleras antes de que se cierre la puerta de la entrada, hoy me llamará". El final de la frase, puede cambiar con cualquier cosa. 
Bien, ese era mi juego diario. Retarme a mi misma, compensándome con un poco de buena suerte. Es por eso que al ver la película francesa "jeux d'enfants" también conocida como; "quiéreme si te atreves", me sentí ampliamente identificada, cuando Julian, el protagonista, salta las baldosas del hospital, diciendo:

" Si salto dos, mamá se curará. Si salto tres volverá a casa para mi cumpleaños. Cuatro a la vez, llegará a casa esta noche curada."

O en esa otra película (también francesa) "Largo domingo de noviazgo", cuando Mathilde corre diciendo: 
"Si llego a la curva antes que el coche, Manech llegará sano y salvo...si llego a la curva...si llego a la curva antes que el coche...si llego a la curva antes que el coche Monech llegará sano y salvo..."
o cuando:
" Si cuento hasta siete y el tren no ha entrado en un túnel o el revisor no viene, Manech esta muerto; uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis... "
 y..

"Si garbanzo no entra en la habitación antes de que me llamen a comer, Manech está vivo."
Dejando el tema de las películas, que eso será en otra entrada, porque tengo para rato. 

Otra de mis manías, estaba en la ropa, atribuir mi mala suerte a la ropa que llevo, y era capaz de volver a mi casa para cambiarme. Tanto es así, que tengo una camiseta, que me encanta, pero no me la pongo desde mayo. Precisamente por esa razón, todas las veces que me la he puesto, algo ha pasado, y no bueno precisamente. Y luego está el gran dilema de me lo pongo o no. A veces me han regalado, un anillo, unos pendientes, un collar... el primer problema está en ponérmelo, y que pase la fase de prueba, si no la pasa, me lo quito y dudo que vuelva a ponérmelo. Y el siguiente problema es quitárselo, si ha pasado dicha fase de prueba, y ya forma parte de mi día a día, quitarlo, sería un cambio que podía influir negativamente.

Y así, con muchas otras cosas, tonterías, sí. Pero sin esas tonterías yo no sería quien soy. Además, resulta tan insignificantes que la mayoría de gente ni lo nota.
Pero eso si, el volumen, siempre siempre, número par. 
:)


Ainara.






28 de diciembre de 2011

B-Day!

Hoy, no, no voy a escribir una parrafada para desahogarme. No.


Hoy sólo me limitaré a poner esa canción, que cada vez que la escucho, tiemblo.
Y cada vez que recuerdo escucharla en directo, muero.


Feliz día de los Santos Inocentes... como yo! :)

Ainara. 


27 de diciembre de 2011

Silencio: ese silencio.

En ocasiones, me estanco. En ocasiones, desparezco. 
En ocasiones me recreo reviviendo situaciones, sensaciones y momentos.
Me tiemblan los pocos pensamientos que anidan en mi cabeza, nerviosos rebuscan su sitio de calma,su sitio ideal. 

La presencia de unos sonidos de respiración constante y tenue, me desvelan de este sueño embriagador de sabor tan dulce. Confusa bebo un sorbo de fanática realidad al descubrir que lo imposible no existe. Aquello que anhelaba desde la lejanía del horizonte casi imperceptible al ojo humano. Ahora está aquí, delante de mí. 
No, no puedo torcer la mirada y perderme un segundo sin contemplar sus magníficas facciones. No, no puedo evitar tratar de adivinar que se esconde tras esos ojos que a veces nerviosos esquivan la mirada. 

Me encanta sentir sus manos rozando mi cuerpo, acariciando cada centímetro de piel. Recorriendo una y otra vez cada rincón de mi ser. Que sus labios permanezcan tan cerca de los míos que sin tocarse se puedan notar, cada vez más y más cerca... pero, eso es tan sólo una ímfima parte... podría pasarme tanto rato detallando cada gesto y cada trato que me llevan a la deriva de mis propias emociones, que seguramente no quedaría espacio para una entrada más, en todo lo que aun no ha empezado de 2012. 

Prefiero un silencio, un silencio que diga mucho más de lo que unas cuantas palabras bien sonantes puedan transmitir. Y es que el silencio... el silencio puede ser tan tentador...

Ainara.




24 de diciembre de 2011

Sé diferente.



Hay personas que necesitan un respiro, como una especie de tregua con la realidad para asimilar todo aquello que se cuela por unos oídos que si saben escuchar. Hay palabras que se saltan un monton de barreras y van directos a ese rincón donde crean una especie de sensación, y en vez de ruido se convierten en tacto. Y ahora me viene a la mente ese trozo de canción que dice " me callo lo que hay, lo que hay es lo que toca y pa' tocar el corazón es mejor no abrir la boca". Siempre acabo adjudicanto canciones a los momentos o momentos a las canciones, todo depende de como se mire, una manía, una curiosidad, cualquier palabra es buena para definirlo. 

Hay personas que necesitan un rincón para evadirse quizás de todo aquello que no se puede controlar, o de todo eso que no estaba prestablecido en su mente.  Puede ser un sistema de defensa, igual que hay personas que siempre estan a la defensiva, simplemente para protegerse de todo eso que puede llegar a dañar física o emociolamente. Todos de alguna forma u otra lo hemos hecho alguna vez, recurrir a un metodo para no sentir, sea bueno o malo. Por miedo a no controlar todo eso que nos sucede. Hay personas que se empeñan en controlar todo aquello que les llega, que les cuase sensación. A mi personalmente me gusta perder el control, siempre y cuando no resulte dañino, eso está claro. Me gusta sentir, y que de vez en cuando eso que siento me haga perder el norte.


Es decir, hay mezcla de aromas que me hacen entrar en una especie de éxtasis, que  me embriaga por completo. Y que ese olor persista a día de hoy en una de mis almohadas es... bueno, creo que no hay palabras inventadas aun para describir tal cosa. Hay formas de tocar capaces de llevar a una a la locura placentera transitoria, y entonces se produce como una mezcla de adicción y deseo, que no lo voy a negar, me encanta. Y después está esa otra parte, no menos importante, esa cuestión de ser uno mismo, de poder actuar con naturalidad, de sentirse agusto, de sentirse bien.

Siempre se nos ha planteado la vida como lo que es normal, y lo que no. Y eso se complementa con lo que es normal está bien. Y lo que se sale de la normalidad, está mal. Yo creo que es algo más bien subjetivo. No todo el mundo persigue las mismas metas, de igual modo, no todo el mundo se siente comodo de la misma forma. Aunque nos hayan metido en la cabeza que eso es lo correcto. Yo creo que lo correcto está en lo que a cada uno le haga sentirse uno mismo. Esté o no, bien visto por el resto, al fin y al cabo, quién son ellos para juzgar. Eso si, lo primero que hay que hacer es aceptarse y lo segundo, dejar que te acepten. 

Lo demás... deja que siga su curso.

Ainara.




18 de diciembre de 2011

Just me.




  1. NOMBRE COMPLETO: Ainara Blancas Garrido
  2. APODO O CÓMO TE SUELEN LLAMAR?: Ainara, Aina, Nareta, Narona, Rubia
  3. QUÉ DÍA NACISTE?: 28 de Diciembre de 1987
  4. DÓNDE NACISTE?: En el Hospital Meritxell, Escaldes, Andorra.
  5. SIGNO DEL ZODIACO: Capricornio
  6. COLOR DE OJOS: Depende del estado de ánimo; Azules, verdes, turquesa y a veces grises.
  7. PEARCING?: Si, dos.
  8. TATUAJES?: También, dos.
  9. MES FAVORITO?: Diciembre.
  10. PERFUME FAVORITO?: De chica: Emporio Armani, Boss Orange y Jean Paul Gaultier. De chico, Hugo Boss Bottled.
  11. BEBIDA FAVORITA?: Sin alcohol la Coca-cola. Con alcohol: Vodka negro con Limón.
  12. CERVEZA O VINO?: Cerveza.
  13. CAFÉ O TÉ?: Café.
  14. PASTA O PIZZA?: Pizza.
  15. POSTRE FAVORITO?: Pastel de chocolate o similar.
  16. COMIDA FAVORITA?: Lasaña o Pollo con prunas.
  17. UNA MANÍA?: Poner el volumen de la música en número par.
  18. TE CONSIDERAS ROMÁNTICA?: Sí, a veces demasiado, otras veces se me olvida.
  19. ERES CELOSA?: Si me dan motivos, sí.
  20. TE HAN ROTO ALGUNA VEZ EL CORAZÓN?: Desgraciadamente varias veces.
  21. AMISTAD O AMOR?: Las dos, si van ligadas.
  22. QUE HACES ANTES DE DORMIR?: Pienso, e imagino cosas improbablemente posibles.
  23. TU PEOR DEFECTO: Soy orgullosa, rencorosa e impaciente.
  24. HAS ESTADO ENAMORADA?: Sí.
  25. LO ESTÁS AHORA?: No.
  26. QUE CAMBIARÍAS DE TU VIDA?: Haber hecho mas cosas que no hice por que soy tonta.
  27. CANCIÓN FAVORITA?: Está difícil... aunque durante muchos años ha sido la de Jennifer Paige - Stranded y la de Des'ree - You Gotta Be. Pero tengo muchas. Por cada estilo una.
  28. CANTANTE O GRUPO FAVORITO?: Lene Marlin o Michelle Branch por concretar.
  29. PELÍCULA FAVORITA?: 10 razones para odiarte o The Loved Ones 
  30. LIBRO FAVORITO?: El arte más íntimo, un poco macabro pero las descripciones son brutales. Y para ser ñoña, cualquiera del Jorge Bucay.
  31. LUGAR QUE NUNCA OLVIDARÁS?: Galicia, siempre. 
  32. LUGAR QUE TE GUSTARÍA VISITAR?: Canadá.
  33. SABOR PREFERIDO?: El de la Nutella y el de los chicles de regaliz.
  34. FRASES QUE SUELES DECIR?: "Sas lu que ta vui di?", "vale?", "y ya está".
  35. QUIEN TE FELICITO PRIMERO EN TU CUMPLEAÑOS?: El primero un desconocido, y el segundo mi mejor amigo.
  36. A QUIEN ECHAS DE MENOS?: A mi padre.
  37. QUIEN ESTARÁ SIEMPRE AHÍ?: Mi madre, supongo.
  38. QUE DESTACARÍAS DE TU HABITACIÓN?: Las estrellas del techo y Chuky el muñeco diabólico.
  39. COMO TE DESCRIBIRÍAS?: Una persona curiosa, soñadora, rara y muy cabezota.
  40. UNA DEBILIDAD?: El chocolate me pierde.
  41. UN REGALO?: Cualquier detalle hecho por uno mismo. Cómo lo que me regalo Clara para mis 20. O el recopilatorio de música que me hicieron los chicos, The Voxy Boys. A si, y el diccionario de sinónimos!
  42. QUE ES LO PRIMERO QUE PIENSAS CUANDO TE LEVANTAS?: Un poquito más.
  43. ALGO QUE NUNCA OLVIDAS?: Las cosas malas que he pasado.
  44. FRÍO O CALOR? El fresquito mañanero, me encanta!
  45. UN DEPORTE?: Hockey.
  46. SI TUVIERAS UN HIJO/A LO LLAMARÍAS?: Norah y Nil, aunque de aquí a que eso pase, habré cambiado de opinión mil millones de veces.
  47. QUE HAY DEBAJO DE TU CAMA? Muchos Zapatos o similar, y el curso de auxiliar veterinario.
  48. CON O SIN ALMOHADA?: Con almhoada, y que esté mullidita.
  49. UN CHICO ESPECIAL PARA TI?: él debría sabero y si no lo sabe es tonto.
  50. UN ACTOR Y UNA ACTRIZ?: actor: Heath Ledger, actriz: Brittany Murphy... si, debería ir buscándome algún vivo.
  51. SERIES DE TELEVISION?: Misfits, Cómo conocí a vuestra madre y Fringe
  52. CHOCOLATE O VAINILLA?: Chocolate siempre.
  53. NUMERO PREFERIDO?: el 2, el 4, y los números par en general.
  54. COLOR FAVORITO?: Azul.
  55. DULCE O SALADO?: Dulce.
  56. HAS PUESTO ALGUNA VEZ LOS CUERNOS HA ALGUIEN?: Depende lo que se entienda por cuernos, si es de pensamiento... me temo que sí. 
  57. YO ODIO: sentirme ignorada.
  58. YO ESCUCHO: a la gente que me necesita.
  59. YO LE TENGO MIEDO A: darle el poder a alguien para destrozarme de nuevo.
  60. YO ESTOY ENCANTADA CON: mi trabajo y mi coche.
  61. YO AMO: los pequeños detalles de la vida.
  62. YO BAILO: a todas horas.
  63. YO CANTO: en cualquier sitio.
  64. YO LLORO: cuando escucho música que me llena, o cuando no entiendo porque la gente me ignora.
  65. YO NECESITO: poder confiar de nuevo.
  66. MI PADRE PIENSA QUE SOY: Una persona que se encierra mucho en si misma, y que no suelto prenda.
  67. MI MADRE PIENSA QUE SOY: la mejor hija del mundo?, jaja, no. Piensa que debería poner los pies en el suelo.
  68. MI NOVIO PIENSA QUE SOY: Mi que? jaja no... gracias.
  69. TRES COSAS QUE TE DESTACAN: Soy rara, diferente y peculiar.
  70. TE DA VERGÜENZA CUANDO: la pregunta sería que no te da vergüenza...
  71. TE PONE FELIZ: Las cosas insignificantes que nadie ve.
  72. TE PONE TRISTE:  Que la gente se olvide del pasado en común.
  73. TE DUELE: Cuando alguien me importa y ves que no es reciproco.
  74. TE GUSTA COCINAR?: Postres, sí.
  75. CREES EN EL AMOR?: Rotundamente, sí.
  76. EL HOMBRE MAS GUAPO?: es un secreto, aunque la guapura no sirve de nada.
  77. TUS MEJORES AMIGAS/OS?: Clara, Meri, Eva y Atis.
  78. LA PERSONA QUE TE CONOCE MEJOR?: Clara ha demostrado saber más de mí que yo misma.
  79. EL ÚLTIMO PENSAMIENTO ANTES DE DORMIR?: no lo voy a decir.
  80. PIENSAS QUE ESTAS ENAMORADA?: No.
  81. TE QUIERES CASAR ALGÚN DÍA?: Cuando era pequeña era el típico sueño de todas las niñas. Ahora ya no se ni que pensar.
  82. TE GUSTAN LAS TORMENTAS?: Me encantan!
  83. PARIENTES FAVORITOS: Mi primo Rubén y mi tía Gemma.
  84. ESTACION DEL AÑO: Primavera, aunque le empiezo a coger el gustillo al invierno.
  85. LUGAR PARA QUE TE BESEN?: en el cuello, en los labios, en la barriga, en la espalda, en los hombros…
  86. ALGUIEN ODIOSO?: Silvia, y Anna cuando está con Silvia.
  87. UN PAÍS DÓNDE HAYAS ESTADO?: Finlandia
  88. SI PUDIERAS SER OTRA PERSONA, QUIEN SERÍAS?: Es complicado, siempre había tomado como ejemplo a mi tía Gemma. Pero me gusta ser quien soy, quizás cambiaría para ser un poco mas extrovertida.
  89. ALGO QUE TIENES SIEMPRE PUESTO Y NUNCA TE QUITAS?: Las estrellas de mi brazo.
  90. QUE HAY EN LAS PAREDES DE TU HABITACIÓN?: Espejos y cuadros.
  91. UNA ADICCIÓN?: La música.
  92. UNA AFICIÓN? El cine de terror.
  93. QUE BUSCAS EN TU PAREJA IDEAL?: Confianza, sinceridad, estabilidad, sorpresas, sutileza, experiencias nuevas.... sentirme especial.
  94. QUE LE MIRAS PRIMERO A ÉL?: Los ojos, los gestos, y el estilo de vestir.
  95. MOMENTOS MÁS TRISTES EN TU VIDA?: La separación de mis padres, el año pasado cuando tuve que dar a la Kai, y este año cuando se murió un amigo. Hay más.
  96. PERSONA MÁS LOCA Y SIMPLE QUE CONOCES?: Más loca, Clara sin duda pero es una locura sana. Y simple no lo es.
  97. COLECCIONAS ALGO?: sentimientos y recuerdos… 
  98. QUE FOBIAS TIENES?: a las abejas, o avispas 
  99. QUIEN NO TE HA FALLADO NUNCA?: No es que no me hayan fallado, es que yo soy muy exigente.
  100. PEOR SENTIMIENTO DEL MUNDO?: Angustia.
  101. MEJOR SENTIMIENTO DEL MUNDO?: Felicidad extrema, esa que dura segundos pero que es tan real que se desborda.
  102. DE QUE TE ARREPIENTES?: La gente que me conoce, lo sabe.
  103. NOMBRE DE LA PERSONA QUE MÁS HAS QUERIDO: Jordi, mi padre.
  104. TIENES NOVIO O ROLLO?: No.
  105. UNA IMAGEN QUE TE ENTERNEZCA?: Un chico con un niño en brazos.
  106. UN GESTO: Un abrazo
  107. PARA TI LA AMISTAD ES?: Estar ahí siempre.
  108. UNA CARICIA ES?: Todo eso que no se puede decir con palabras.
  109. DE AQUÍ A DIEZ AÑOS TE GUSTARÍA ESTAR?: Donde sea con mi familia.
  110. TE GUSTAN LOS NIÑOS?: Mucho.
  111. ERES CABEZONA?: Demasiado.
  112. ERES CREÍDA?: No.
  113. ERES BUENA?: Tanto que parezco tonta.
  114. TIENES MALALECHE?: Normalmente no, hasta que si. 
  115. QUÉ PIENSAS DE LA MUERTE?: Que es muy injusta.
  116. ALGO MÁS QUE DECIR? Sí, seguramente todo lo que he puesto más arriba de aquí a dos días no es igual, o quizás si. 
Ainara.





17 de diciembre de 2011

Reflexión

Las palabras que no digo retumban en mi cabeza. Las palabras que digo lo hacen en mis oídos. Es un sonido quebradizo que se ha vuelto molesto, un ruido agudo que poco dice y que tanto detesto.

Yo valgo bastante más que unas dudas y todo confusión. Yo valgo más que el silencio interrumpido por mi propia voz. El problema es cuando se me olvida y me dejo llevar por la corriente que marcan los demás. Que si, que a veces seguir los pasos del de delante está bien, pero todo tiene un límite, y mi límite sobrepasa cuando dejo de actuar como yo lo haría, para ir al son del que tengo al lado.
Yo soy como soy, no lo puedo ni ocultar, ni cambiar, y mucho menos hacerlo desaparecer. Me dejo llevar por las emociones, y me gusta. Vale, lo reconozco, a veces soy demasiado ingenua, y la gente se aprovecha, he sufrido mucho, pero no voy a dejar de perderme cosas por culpa de unos cuantos palos, y los que vengan, que seguro que lo harán. Nadie me puede tumbar. El mundo no se acaba aquí. El mundo siempre está en un continuo comienzo.


No he venido aquí a manipular a nadie, y aun menos a obligar, yo sigo un camino de ilusión, que a veces se topa con algo que parece esperanzador, y luego resulta ser otro espejismo del montón. Un obstáculo en medio de la senda que marcan mis pies. Algo demasiado bonito para que mis ojos lo puedan contemplar, que se pierde en medio de algún mar. 


Creo que las cosas salen solas por uno mismo, y si no lo hacen es porque no hay nada que nos despierte un interés. El tiempo de pensar que la rareza es normal, ha pasado, hay que volver a la realidad, aunque no sea lo que queremos escuchar. Es imposible apartarse de algo que te gusta, y si cabe una posibilidad... está claro ¿no?

No tengo porque aguantarme las ganas de hablar con alguien, no debo hacerlo, es inhumano. No tengo por que creerme unas palabras que están vacías de sentido y se contradicen todo el tiempo. Ya soy yo bastante complicada. Hago el esfuerzo de contener las ganas de evadirme y de dar rienda suelta a la imaginación real. Acomodarse no es una opción valida si la meta es no estancarse. Hay que seguir hacia adelante, dejarse llevar, por todo lo que nos haga vibrar. Y nos haga sentir diferentes, en medio de esta farsa incoherente, llamada mundo.

Todo lo demás carece de significado, si no hay detalles semiocultos que me cuenten todo eso que ni mis ojos pueden ver, ni mis oídos escuchar, ni mis manos tocar.


Ainara.




15 de diciembre de 2011

Anatopatoterápia

Ni risoterápia, ni acupuntura, ni flores de Bach ni tonterías varias! Para levantar el ánimo hay que ir a Anatomía. Porque al cruzar esa puerta, todos te reciben con los brazos abiertos, incluso piden turno para hablar contigo! Y yo que voy a decir, si soy la mimada del servicio. Si cuando Montse me ve, me abraza más de lo que nadie me ha abrazado en la vida! Es como mi segunda madre, me escucha, me dice cosas bonitas... y cada vez que me ve, sabe sacarme una sonrisa, incluso los días mas grises. Luego está Dani, que puedo decir de él, una de las personas que más aprecio, el que me hace reír de verdad y el que también más me ha hecho llorar.
Eva, ella es como la hermana que no tengo, la que me da consejos y sus opiniones, sean buenas o malas, por eso me gusta, porque es sincera y clara. 
Marta, es de esas personas de buen corazón, la que cuando estoy mal, sabe darme esos ánimos que tanto necesito.
Juan, a pesar de ser como es, no es mal hombre, siempre ha sido el que ha salido en mi defensa cuando me he sentido "amenazada". En el fondo, tiene corazón, aunque pocas veces lo demuestre.
Luego está la complicidad que tengo con Cristina, que a pesar de su fuerte carácter, siempre encontramos la manera de entendernos. Y de sobrellevar ese buen rollo que tenemos. 
Ver a Bienve, ilusionado con sus cosas, me encanta, y prestarle atención mientras me dice; "Tu... tú vas a cantar en mi fiesta de cumpleaños, para mi despedida." y acto seguido enseñarme el repertorio de tres mil canciones, que tiene en su karaoke portátil, esos momentos no tienen precio! Es como un niño con su juguete nuevo!
Victoria, la jefa, esa mujer que habla tan bajito que casi nadie la entiende, y se ríe al final de cada frase. Esa mujer que cuando se enfada todos tiemblan. Que esa mujer te vea y se le iluminen los ojos, y se le dibuje una sonrisa en la cara, eso, es... demasiado. Es una sensación de plenitud, absoluta.
Y por último, está Albert, ese hombre que siempre se enfada conmigo por chorradas, y no dura ni cinco minutos sin hablarme, ese hombre que siempre se está quejando por todo, y que siempre tiene "mucha faena". Es mi protector, porque siempre que he tenido problemas, ha estado ahí, y nunca ha hecho falta decirle nada. Para mi es como el padre que nunca tuve. Aunque seguramente odiaría escuchar eso.

Van a hacer cinco años desde que pisé el servicio de Anatomía Patológica. Y siempre recordaré lo que me dije el primer día de clase del ciclo. Yo, yo voy a acabar en el Hospital Sant Joan de Déu.

Aquí estoy. En la cima.

Ainara.



13 de diciembre de 2011

Soy culpable

Es diciembre, mi mes favorito. Es martes y es 13. Es un día que está bien. El martes me gusta supongo que por ser el segundo día de la semana; el 2 es mi número favorito, además de ser par. Y lo del 13, por lo de la mala suerte, tiene su encanto.

Estoy confusa, quizás sea este día que lo confunde todo aun más, o quizás sea por echarle la culpa a algo. Eso que alguna vez todos hemos hecho.  No es el tema.

Yo no sabía que el hecho de querer conocer a alguien fuera un delito, o algo parecido. Que se tuvieran que poner distancias. Me parece complicado saber de una persona si no está ahí, al otro lado.
Hace mucho tiempo que dejé de inventarme las cosas, y por eso pregunto. Para saber la verdad. Por que no me gusta juzgar las situaciones si no sé de que van. Lo de inventarse películas está muy bien, cuando eres pequeño y estás aburrido. Pero a estas alturas, no sirve de nada, más que para liarse y sacar conclusiones que por lo que estoy viendo son equívocas.

No te voy a mentir, no tengo ni idea de lo que pasa por tu mente. Pueden ser tantas las cosas, que si no me lo dices, yo no lo sabré. Si hay algo que si puedo decir es lo que pasa por la mía.

Tengo curiosidad. Quiero saber cosas de ti, desde lo insignificante hasta lo que tú quieras. Me gustaría saber quien es ese chico que todo el tiempo está serio y en ocasiones sonríe. Ese chico que se ausenta de no se qué, para hacer las cosas bien. Sí, lo siento, si de algo soy culpable es de querer conocerte. Nada mas. Porque no tengo nada más que ofrecer.

De ahí a todo lo demás, hay un abismo. 


Ainara.



12 de diciembre de 2011

El mundo sencillo

A veces me escapo a ese lugar, donde todo es más fácil y mejor. 
Donde me siento bien y segura. Donde no hay cabida para las voces crueles, ni las mentes confusas.
Donde reside la tranquilidad suprema, y la felicidad extrema.
Donde no daño ni ahuyento a nadie. Por que nadie puede entrar.
Donde las cosas buenas abundan, y donde no existen los complejos.
Ese lugar donde van a parar todas las cosas que me gustan, y el único sitio donde ser imperfecto te convierte en perfecto. 

Tomar un respiro y dedicarse a potenciar eso que realmente te hace sentir bien. Te hace olvidarte de todas esas cosas que eres incapaz de entender, y que probablemente no tengan solución.

Ahí, en ese otro lado de alguna otra parte. Donde habita todo eso que soy y quiero ser. Las metas, los propósitos. Todo. Todo lo que sea capaz de conmoverme aunque tan sólo sea una milésima. Merece estar aquí. En ese otro mundo sencillo, mi mundo. En donde las palabras tienen sentido, y donde me mantengo todo el tiempo. Donde no existen los altibajos, y no hay tiempo para los estados depresivos.


Donde conviven la autoestima, la seguridad, la ilusión, la belleza, la risa, la música, la libertad, la esperanza, la empatía, la superación personal, la curiosidad, la amistad, los sentimientos, el deseo, los sueños, y un sinfín de cosas que consiguen hacerme brillar. Diferente en medio de ese mundo gris que casi siempre está latente. 

Aislarse de todo lo real, de los sentimientos que no se pueden controlar y que a veces te hacen sentir mal, para entrar en ese lugar que nadie puede derrumbar.

Perfecto. Extraordinario. Original. Interesante. Diferente. Único.
Ainara.



 Versión  cutre y rápida... pero, de perdidos al río...

9 de diciembre de 2011

No sé

Tengo la sensación de que cuando parece que al fin tengo un motivo que tranquilice mi nerviosa forma de ser. Vuelve ese toque de atención que me nubla la visión. Como si tuvieran mi corazón en un puño y lo sacudieran hasta el punto de notar como hierve la sangre por las venas. No, no tengo tal derecho a estar calmada. A pensar que todo está bien, que no hay de que preocuparse. Cuando me confío, zas, ahí esta otra vez ese estado tan inaguantable de ansiedad descontrolada.


Que no, que no creo que tan sólo se trate de valorarse, que no todo se arregla con un; sí, yo creo en mí y ya está. Hace falta algo más, seguro.

Hay algo que se me escapa.

Ainara.





8 de diciembre de 2011

Con la calma que no tengo


Vivir al revés. Como siempre, como cuando llega ese momento del día en el que muchos se levantan y otros muchos se van a la cama. Yo me pongo a escribir, para seguir en la linea que me he marcado. 

El motivo, si, no nos vamos a engañar probablemente tu tengas algo que ver. Hay veces en que tu silencio me asusta un poco, supongo que se deba en gran parte a la poca seguridad que tengo en mi misma. A veces me pongo a pensar y acabo con esa manía que tengo de compararme con otras personas, y entonces entro en pánico. Todo a mi alrededor se derrumba y es cuando me siento tan pequeña en medio de este mundo inmenso. La costumbre de ahogarse en un vaso de agua. 
En cambio hay momentos en los que me siento la persona mas especial del mundo, cuando te sientes tan pleno que no cabes en ti mismo. Y todo es de otro color. Incluso las mismas historias que te cuentan todos los días las ves de forma distinta, hay cosas que ya no pesan, que ya no cansan.  

Siempre he dicho que los detalles más insignificantes son los mas grandes, esos que tienen mas valor que ningún otro. Esos que te hacen respirar y ser consciente de ello. Que te dan la vida, o por lo menos esas ganas que a veces tanto hacen falta.
Me pasaría el día rompiendo ese silencio que marcas, porque me pueden las ansias. Pero no voy a hacerlo, no voy actuar impulsivamente, no voy a cargarme algo que tanto me gusta, esta vez no, esta vez, voy a hacerlo bien.


....y que todas esas palabras se puedan palpar.

Ainara.

6 de diciembre de 2011

Insuperable

Las palabras se tornan mas reales cuando se plasman, porque mientras se suspenden en el aire se vuelven transparentes y se pierden en memorias que no saben recordar. 
Tener el valor suficiente para decir, sin molestar, para no causar esa especie de ahogo que a veces tanto molesta, el temor a fastidiar cualquier cosa posible...

Esta impaciencia innata me corroe las entrañas. 

Odio la oscuridad, la odio más que nunca, me asusta, quizás se deba a que quepa la posibilidad de que lo imaginado deje de ser algo inmaterial para formar parte de algo verídico. Y así mismo con la vida real. 
La mente trama una serie de posibilidades que exigen demasiado, una serie de imágenes donde a pesar de ese entusiasmo siempre hay un trasfondo que no existe. 
Cuando te has empeñado en crear esas expectativas que ni tan sólo tu puedes llegar alcanzar, pero lo haces. Lo haces para que de alguna forma digas, "bah total... no era lo que yo esperaba" y un sinfín de tonterías para alentar la calma. 

El problema es cuando pasa totalmente a la inversa, cuando lo desconocido se vuelve tan extremadamente encantador que supera cualquier tipo de expectativa creada antes por esa cabeza que no deja de maquinar. 
Cuando esas imágenes retenidas en el interior se proyectan al exterior. 
Y entonces todo pierde su sentido. Las noches se vuelven demasiado largas, el cuerpo no descansa, las horas de sueño se transforman en horas de sin saber, que, donde, como y cuando. Los latidos se aceleran, reviviendo una y otra vez esos recuerdos que no me dejan.
Me despierto ahora de un sueño extraño de domingo por la tarde. 
Sin entender, y con esa sensación estúpida de no creerme nada. 
Porque estas cosas buenas a mi no me pasan.
Debe tratarse de una broma, o a lo mejor soy yo que he perdido la cabeza y ya no distingo lo que es real y lo que no.

El aislamiento a veces se convierte en la mejor escapatoria con la que lidiar, sobretodo cuando lo que hay ahí fuera roza la perfección. Tu perfección... y, sin embargo, no te sientes a la altura.

Ainara



2 de diciembre de 2011

Inquietante inquietud

Necesitaría muchos días para poder explicar todo lo que pasa por mi cabeza, pero por más que lo intento no encuentro las palabras adecuadas. Se queda ahí suspendido en el aire. Ese vacío que cada vez se hace más y más grande. Los nervios a flor de piel. Los días que amanecen estupendamente bien, que siguen con esos estados de pesimismo tan propios de mi y que acaban con esa incertidumbre de sabor agradable a saber-sin saber.

Y es que a veces el no entender sienta bien. Las sutilezas despiertan en mi un interés. Será que soy rara y que lo típico no me convence, o será que soy tonta y me gusta engañarme. Quien sabe.
Unos retos cada vez mas altos. Y es que escribir de este modo me resulta cada vez más complicado, quizás por el miedo a dejarme llevar de esa forma que bien sé y que no puedo expresar. Porque de hacerlo se corre el riesgo, ese riesgo que tanto asusta y atormenta. Porque después de estar aquí no me perdonaría un paso en falso capaz de acabar con todo. Como un lapsus de espacio-tiempo, ese que te hace cometer errores y salir huyendo. Como... prefiero no dar ideas.

Detrás de mi no hay nada, y ante mis ojos una sola presencia que no me deja ni un segundo. Se ha quedado ahí y a decidido hacerlo durante un buen rato. Se pasea por mi mente con un vaivén de ideas que producen esa maldita sonrisa que reviste mi boca. Se paralizan mis sentidos. Si alguien me habla se extingue el ruido en mis oídos. Las voces ajenas ya no suenan, se evaden mis pensamientos muy lejos. Y en un instante ya no estoy.  Así pasa un día tras otro, y otro, y otro... a la espera de un sonido de luz verde que lleve mis latidos de cero a cien en tres segundos y medio.

Ainara.





LinkWithin